La comunidad en los videojuegos

1
Concepto artístico de Overwatch

No es un misterio para nadie lo influyente e importante que es la industria de los videojuegos en la actualidad. Simplemente solo hay que fijarse en en lo tanto que invierten las grandes empresas como EA, Activision o Ubisoft en sus producciones para darse cuenta de lo rentable que es este medio para permitirse estos gastos. Sin embargo, los vídeojuegos, como cualquier medio, necesitan de una comunidad para sostener el ecosistema de ésta misma.

 

Antes de adentrarnos más al tema, debemos de tener claro lo que es una comunidad. El diccionario de Oxford lo define de la siguiente manera:

 

“La condición de compartir o tener ciertas actitudes e intereses en común”.

 

Tener un interés en común. Esa es la misma razón por la que se unen las personas en primer lugar y, poco a poco, si se cumple con una cantidad moderada de personas que tiene una voz común en conjunto, se forja una comunidad.

 

Hay que tener en cuenta que una comunidad, al menos tomando de forma literal lo que dice su definición, no está formada enteramente de personas que tienen los ciertos intereses en común, sino de una gran gama de divisiones independientes uno del otro que, tomadas todas éstas de forma colectiva, forman la imagen de la comunidad. La denominación de esto ultimo se le puede variar de nombres, pero un termino que se emplea mucho para determinar estas divisiones son boards o comúnmente llamado grupos en español.

 

2

Un ejemplo perfecto para visualizar lo que es una comunidad es la pagina de 4chan. Sus diferentes boards (/a/, /v/, /pol/…) son independientes uno del otro, incluso a tal punto de llegar a discriminar las personas que concurren más en un board que de otro y viceversa por lo diferente que son cada uno. Sin embargo, a pesar de las diferencias de estos boards, todos comparten una cosa en común: conforman la pagina de 4chan.

 

¿Cómo aplica la comunidad en los videojuegos? —Te preguntarás—. Los videojuegos, si bien es un medio bastante grande, también es uno bastante dividido. Las divisiones pueden formarse por cualquier razón en concreto: ser fanático de un genero en especifico, preferir más una plataforma de juego que a otras, ser un jugador casual, entre otros. Claramente aquí nos esta diciendo que entrar o no a estas divisiones son tomadas enteramente por subjetividad, es decir, las preferencias que tenga el usuario.

 

No obstante, estas divisiones, a pesar de ser perfectos para añadir diversidad a la comunidad, también tienen un efecto negativo, y eso es fragmentar a la comunidad. Odiar a un grupo por razones que puede o no ser subjetivas, caricaturizar como actúa un grupo en sí o el hecho que mencioné anteriormente acerca de la discriminación de un grupo contra otro son claros ejemplos de las consecuencias que puede llegar a tener una comunidad.

 

Otro caso en donde se puede llegar a fragmentar mucho la comunidad de los vídeojuegos es en lo que denominan muchos como la guerra de consolas. Esta “guerra” consiste en la rivalidad de dos o más empresas que manufacturan videoconsolas, y el objetivo de esta guerra es el de demostrar quien es la empresa “superior” en cuanto a una determinada generación de consolas se refiere, para así encasillar una de estas empresas como la ganadora. En orden para elegir el dichoso ganador, una empresa en concreto debe de realizar acciones que la haga quedar en mejor posición en comparación a otras empresas que la fanaticada los considera sus “rivales”. Esta “guerra de consolas” puede llegar ser bastante dañino dado a lo radical que pueden llegar a ser algunos grupos con tal de demostrar porque su empresa favorita es mejor que otras y el tanto fanboyismo que pueden llegar a caracterizar estas flame wars.

3
La rivalidad de Nintendo y Sega en la cuarta generación de consolas era un claro ejemplo de lo que supuso la guerra de consolas

Pero claro, no todo es negativo en estas divisiones. Entre los aspectos positivos que tienen estos grupos, cabe mencionar que se puede aprender bastante del tema el cual se especializa el grupo, además de poder forjar un criterio de la temática del grupo a medida que se va frecuentando las visitas a ésta. Otro aspecto positivos puede ser que, si se llega a tener suficiente apelo, varios usuarios pueden llegar a ser amigos gracias a este portal, sirviendo estos grupos indirectamente como un lugar para conocer un sin numero de personas con el mismo objetivo que tú: participar en la comunidad.

 

Un aspecto positivo que tampoco se puede olvidar a la hora de criticar la comunidad en los vídeojuegos y que también se ha hecho muy popular en estas últimas dos generaciones es el multijugador en línea. La calidad de la comunidad en los juegos en multijugador dependerá por supuesto del juego en cuestión, pero hay que destacar lo mucho que ha ayudado esta opción para aumentar la interactividad que tiene el jugador con la comunidad.

4
Partida en línea de Overwatch

Dicho todo esto, podemos llegar a una conclusión: La comunidad en los videojuegos puede llegar a ser tanto buena como mala. El resultado para determinar la resolución de esta afirmación dependerá exclusivamente del comportamiento de los usuarios en conjunto en un grupo. así mismo como la calidad del contenido que frecuentan discutir.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *